sábado, 8 de marzo de 2014

Reflexiones psiquiátricas


Esta primera semana he estado en planta. He visto pacientes esquizofrénicos, paranoides, con trastornos bipolares, con síndromes de abstinencia, trastornos por somatización, etc. 
Todos eran muy diferentes, incluso si ambos eran bipolares, no había dos iguales. Pero en todos ellos, algo me llamó la atención, y era que todos,en mayor o menor medida estaban angustiados.  En algunos casos por estar allí "encerrados",  otros por no entender lo que les pasaba, otros por sentirse incomprendidos, por falta de apoyo familiar y social... cada uno tenía su motivo.

Cuando hablábamos con ellos y nos contaban su situación personal (la mayoría de las veces habían llegado a esas circunstancias a consecuencia de su enfermedad) mi impresión era que esa gente ya estaba condedada a sobrevivir, que difícilmente iba a poder llegar a tener una vida "normal", que no iba a poder tener una independencia. 

Igual soy yo que no soy muy optimista, también es cierto que no tengo ni idea de psiquiatría ni se los resultados que se pueden llegar a obtener con una correcta medicación y una psicoterapia adecuada. Ojala esté completamente equivocada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario